El parisién

Author : Anónimo

En Francia hay un París y en él
se rinde culto al dios Amor,
esa es la tierra del placer
donde reina la mujer
con todo su esplendor.

En el salón, en el café,
cuando se oyen las notas de un vals
al parisién, ahí se le ve,
seguir el ritmo con voluptuosidad.

Cuando al rítmico embeleso
del murmurador compás
el francés desecharía un beso
por seguir tras de su ritmo
que le gusta mucho más.

En el salón, en el café,
cuando se oyen las notas de un vals
al parisién, ahí se le ve,
seguir el ritmo con voluptuosidad.