Soñador

Autor : Pedro Espinel Torres

 

Yo tengo una nena que es mi dueña,

por quien mi alma se apena

cuando lejana está.

 

Es ella mi encanto y mi tesoro,

ella sabe que la adoro,

que la quiero de verdad.

 

Sus mimos comprometen mi ternura,

sus besos son la causa de mi locura,

por ella es que deliro noche y día,

y con tierna agonía entono este cantar.

 

Paso los días solo en ti pensando

pues tu recuerdo se acrecienta más,

pero es tan dulce el vivir soñando

que no quisiera despertar jamás.

 

Se me imagina gozar de tu boca

los dulces besos que tú sabes dar,

y para colmo de ilusión tan loca

tu alma y la mía poder yo juntar.