Eterna juventud

Autor : Máximo Bravo Campos

 

Eterna juventud un viejo ambicionaba

al recordar su ayer y sus glorias marchitadas,

jamás retornará esta juventud adorada

que hoy sostiene a mi pobre corazón.

 

Por eso cada día yo destierro a la vejez,

paseando, conversando, se apodera más de usted,

¡viva la vida así! ¡goce usted! ¡baile bien!

para que ello lo recuerde hasta el final.

 

Ni falta hace el dinero cuando existe juventud,

paseando, conversando, se mitiga este dolor,

¡viva la vida así! ¡goce usted! ¡baile bien!

porque es muy bello recordarlo en la vejez.

 

Ni falta hace el dinero cuando existe juventud,

paseando, conversando, se mitiga este dolor,

¡viva su juventud! ¡goce usted! ¡baile bien!

porque es muy bello recordarlo en la vejez.